Signo de la marioneta…nuevo enfoque

Posted by | junio 30, 2011 | Medicina Antiaging | 3 Comments

Uno de los signos característicos del envejecimiento alrededor de la boca es el desarrollo de las líneas de la marioneta. También conocido como pliegue melomental.

Este surco o pliegue  se forma por  la transición de los tejidos de la barbilla (los cuales siempre están más fijos al plano del mentón), con los tejidos que proceden de la mejilla (la cual siempre es mas móvil). Ello crea una zona de clivaje, formada por el  borde de la comisura de la boca, con una parte constantemente  móvil, que es el tejido graso de la mejilla. NO estamos hablando de los  surcos nasogenianos!!!, sino de esas dos líneas que van desde las comisuras bucales  hacia abajo, delimitando el mentón. A eso le llamamos signo de la marioneta.

La mayoría de los cirujanos plásticos proponen un lifting para esta zona de la cara, llevando hacia atrás la piel colgante, aunque el método que mejor lo elimina es el relleno con acido hialuronico o con polimetilmetacrilato (o sea inyecciones de relleno), y no un lifting quirúrgico, ya que este último no modifica los signos de envejecimiento  de la zona central  de la cara.Los distintos tipos de rellenos inyectables, disponibles hoy en día,  funcionan  muy  bien para suavizar este surco, aunque  difieren en el tiempo de duración. Independientemente de la composición del relleno, su mayor inconveniente es que no son permanentes. Cualquier método que prolongue  la duración de su efecto, aunque durante unos meses, sería de beneficio.

Un enfoque fundamental en la prolongación de los efectos de los rellenos, es el debilitamiento de los músculos que rodean la zona a tratar. Esto es lo que se realiza con inyecciones de  Botox o Dysport (nombres comerciales de toxina botulínica).

La actividad muscular fuerte y continua, en un área de relleno,  puede acelerar su absorción. El uso de rellenos combinados con  toxina botulínica, es una opción interesante para prolongar la duración del relleno en ese área. Esto es lo que generalmente realizamos en la zona del entrecejo, otro punto central y crucial en el envejecimiento prematuro de la frente. La asociación de toxina botulínica y relleno es lo que potencia el efecto de ambos por separado.
Este enfoque ya ha sido reportado en el tratamiento de las líneas de marioneta. En un reciente número del  Dermatology Times, los resultados de un estudio clínico de la UCLA (Dr. David Beynet) informaron mejorías estéticas mayores y más duraderas,  mediante la asociación de  Juvéderm (acido hialuronico) en combinación con Botox ,  en comparación con la corrección  de pacientes con relleno solamente.. En un estudio aleatorio, doble ciego, veintitrés (23) pacientes recibieron tratamiento con el relleno a ambos lados de la cara. En  un lado de la cara, el Botox se inyecto en el músculo depresor del ángulo de la boca y en el otro lado se inyecto solución salina.  Entre  las dos y cuatro semanas  posteriores a  la inyección, hubo un mejoría, evidenciable claramente, en el lado en que se le asocio la colocación de escasas cantidades de Botox. Este resultado hizo que el relleno en el surco se mantuviera  por más de ocho semanas más, a diferencia que en los casos  de relleno solamente. (40 semanas vs 32 semanas).
Mientras que los beneficios de la combinación de parálisis de los músculos con los rellenos faciales, para un mejor efecto, son  bien conocido en  los pliegues del entrecejo, su uso en la zona inferior de la cara, no había sido bien demostrado, hasta la aparición de este articulo.

Una pequeña dosis de Botox (3 o 4 unidades) en el músculo depresor del ángulo de la boca,  funciona debilitando el tironeamiento  hacia abajo de la comisura bucal. Esto evita cualquier presión o tensión en el área de la línea de la marioneta.

Si  dosis más altas de Botox son aún más eficaces,  o la repetición de las inyecciones de Botox (que desaparecen después de 4 a 6 meses), hacen  que el efecto sea aún mejor… ello  sigue siendo  una suposición teórica. Sospecho que esta pequeña dosis es probablemente la dosis terapéutica óptima.
El tratamiento inyectable de las líneas de la marioneta,  son una herramienta útil para tratamientos estéticos faciales. Pero al igual que el tratamiento de todos los pliegues de la cara, nunca duran  tanto como nos gustaría. Cualquier método complementario, que tenga  un efecto sinérgico, y que sea económicamente razonable, será  útil. Hoy por hoy, el  Botox, ciertamente parece cumplir esa función.

dr. Raul Grilli.

About admin

3 Comments