La simetría…es belleza?

Posted by | julio 07, 2011 | Cirugía Plástica, Sin categoría | 18 Comments

He estado viendo a muchos pacientes, en este último tiempo, que no están conformes con su aspecto, pero  no pueden determinar cuál es el problema exactamente. «¡Doctor! Mi sonrisa esta torcida!. No sé por qué, pero sólo me gusta fotografiar mi lado izquierdo!¨

Y en el examen físico, a menudo se descubre que la causa de estas dolencias, no muy clara, es  una asimetría leve en alguna parte de la cara que sólo puede ser detectado por un ojo entrenado.

Lo que es realmente interesante, es que a pesar de que mis pacientes no fueron capaces de diagnosticar la existencia de cierta asimetría facial, el problema molesta lo suficiente como para venir a una consulta, lo que demuestra que tan arraigada está en nuestro subconsciente lo de  … la simetría es belleza.

¿Qué hace a la simetría facial tan deseable?Aunque a menudo se la pasa por alto,  ha sido uno de los rasgos asociados con la belleza, la salud, la juventud y el atractivo físico.

La razón es muy primitiva.

La simetría facial es, en pocas palabras, un anuncio que puede usarse  en la cara para decirle al sexo opuesto,  que estamos libres de  enfermedad y somos dignos de procrear!

Las asimetrías faciales comienzan a aparecer pronto en el desarrollo embrionario, sobre todo en el primer trimestre del embarazo. Este es el momento en que los dos lados de la cara se unen en el embrión. La inestabilidad en los resultados de este período crucial de crecimiento, es causa de  asimetría.

Y las asimetrías no se detienen  allí. A través de nuestra vida, debido a las agresiones externas, como traumatismos, o tumores, puede volver a ocurrir.

Y es así como la simetría se va transformando en una ventaja evolutiva.

Los estudios visuales hechos con rostros humanos establecen que  una cara perfectamente simétrica es más atractiva. Curiosamente, en la actriz australiana Cate Blanchett se ha encontrado  una de las más altas calificaciones de simetría facial, entre las estrellas de cine.

Y es aquí donde interviene el cirujano plástico, que haciendo uso de la ductilidad que nos aportan los rellenos faciales o fillers, podemos otorgar simetría en el espacio tridimensional del rostro. Con un buen conocimiento de la anatomía facial, y de las proporciones adecuadas  para cada rostro, rellenos temporales o permanentes pueden ser usados para solucionar estos defectos. En mi práctica, utilizo a menudo rellenos de ácido hialurónio para corregir pequeñas asimetrías faciales. Los rellenos puede hacer maravillas  incrementando sutilmente  el tamaño de  pómulos más pequeños, apuntalando una esquina de la boca, llenando un  hueco en un lado de la cara, etc.

El Botox es otra herramienta muy útil que se suele utilizar, ya que nos permite equiparar  la altura de las cejas para arreglar  desigualdades; o corregir asimetrías en  la forma de la  mandíbula, al reducir el tamaño del músculo masetero en la parte más alta.

Por supuesto, las inyecciones pueden arreglar en algunos casos, diferencias puntuales. Para problemas más graves, seguramente tendremos que  obtener ayuda con cirugías propiamente dichas.

Es una tarea compleja, porque las asimetrías faciales son a menudo sutiles. Por lo tanto, es importante consultar con un profesional que le de confianza, y que sea un ojo entrenado para diagnosticar este tipo de imperfecciones.

dr. Raul Grilli

About admin

18 Comments