Cirugía masculina. ¿De qué se operan los hombres?

Posted by | agosto 16, 2011 | Cirugía Plástica | 173 Comments

Nuestra sociedad le da un gran valor a lucir jóvenes y en forma. Un número creciente de hombres entre los 40 y los 58 años, están recurriendo a la cirugía plástica para verse más jóvenes. Vivimos en una cultura juvenil, todo el mundo quiere parecer más joven.

Los cirujanos americanos expresan que este cambio en los hombres, puede deberse a dos razones fundamentales…1) los divorciados quieren proyectar una imagen de vitalidad para conseguir parejas potenciales, ya que el aspecto físico generalmente se correlaciona con lo bien que nos sentimos en nuestro interior. , 2)  quieren verse más jóvenes para seguir siendo competitivos en el mercado laboral. En otras épocas ver a un hombre mayor frente a una empresa era un signo de status. Actualmente los roles han cambiado y es justamente lo contrario, porque en la era tecnológica  en que vivimos, todo se trata de juventud y velocidad.

Es un hecho que los hombres están cambiando de actitud con respecto a una serie de cuestiones que hasta hace unos años solo eran de dominio exclusivo de las mujeres. Sentir la necesidad de tener un aspecto juvenil y dinámico tanto a los 40, 50 o 60, ha llevado a los hombres a repensar sus actitudes sobre medicamentos, dietas, ejercicio, productos para el cuidado facial y cirugía estética.

Aunque algunos de los principios fundamentales de los procedimientos quirúrgicos son los mismos para hombres y mujeres, hay muchos casos donde una modificación especifica de la técnica es necesaria para lograr un resultado excelente, en un paciente masculino. Algunos elementos de la anatomía masculina, como el patrón del vello facial, requieren técnicas particulares para lograr el resultado deseado. Además, las diferencias morfológicas distintivas del hombre, deben ser bien entendidas por el cirujano plástico, para no otorgar una feminización de los rasgos que este desee cambiar.

Desde luego, la necesidad de auto superación no es precisamente un fenómeno masculino moderno, desde hace siglos los hombres se han cabreado abiertamente por la competencia física narcisista. Añádase ahora, a la mezcla, razones circunstanciales y de comportamiento ,para que haya interés en la cirugía plástica masculina, en lo que se incluye una mayor longevidad, niveles mas prósperos de ingresos disponibles, y una forma de dar mas consideración al mantenimiento de la imagen. Quizás un 80% de la cirugía plástica todavía se dirija al monedero femenino, pero los hombres que pasan por el cuchillo están abriendo una brecha tan directa como el bisturí del cirujano. Y ya que todos vivimos más tiempo, la necesidad de mantener carreras competitivas y una buena imagen física es ahora primordial en lo referente al arreglo masculino.

Dentro de los procedimientos cosméticos mínimamente invasivos se encuentran..el Botox, la microdermoabrasión y la depilación laser.

Y estos son los procedimientos más comunes en cirugía mundial…

1) Cirugía de nariz. La rinoplastia se encuentra en el tope de la lista de los procedimientos estéticos masculinos. Es un procedimiento común y ampliamente practicado, que puede tanto cambiarle la vida a alguien, como estimularle la confianza en sí mismo.

2) Lipoescultura. En segundo lugar, en todas sus formas, ya sea para reducir los flotadores y que la camisa no evidencie esos rollos molestos al sacarse el saco, como en el mentón, para que el nudo de la corbata quede despejado. Actualmente el grabado abdominal con el famoso six pack es algo pedido entre los que tienen un abdomen plano, pero quieren resaltar  la musculatura abdominal.

3) Reducción de ginecomastia. Este procedimiento está ganando popularidad a pasos agigantados. Muchos hombres se quejan de que a través de sus camisas los pechos marcan una impronta indeseable. La causa más común es la sensibilización de hormonas.

4) Cirugía de párpados. Con un cambio sutil y natural, muy diferente del resultado esperado por las mujeres, este procedimiento es el que más años resta a los varones.

5) Trasplante de cabello. Se puede realizar cuando hay perdida debida a cirugía, traumatismos, quemaduras, o por herencia de calvicie incipiente. Los folículos pilosos se extraen de la zona occipital dadora, para ser reinsertados en las zonas de déficit a través de una o varias sesiones.

Tanto el paciente como el cirujano necesitan tener bien claro los resultados y las expectativas. Así que tómese el tiempo necesario para analizar los problemas y obtener una evaluación objetiva antes de dar el sí al bisturí.

La cirugía electiva, al igual que todas las operaciones, conlleva riesgos y presenta algún nivel de dolor y tiempo de recuperación. Un buen procedimiento, un cirujano de confianza y buenos cuidados forman parte del paquete de asistencia en la convalecencia.

dr. Raúl Grilli

About admin

173 Comments